El Consejo General de la Abogacía Española lanza hoy la campaña “Sin abogadXs no hay Justicia en la que se apuesta por la abogacía preventiva y se incide en la importancia de contar con el asesoramiento de un profesional de la abogacía a la hora de firmar contratos o de afrontar otro tipo de compromisos económicos.

A través de diferentes ejemplos de cláusulas de compleja redacción y aún más difícil comprensión por parte del ciudadano medio, la campaña expone cómo no leer o no comprender bien las condiciones de un contrato para la adquisición de un bien o un servicio puede meternos en serios problemas. Evitarlo pasa por dejarse asesorar por un profesional de la abogacía.

El elevado volumen de servicios que contratamos con enorme rapidez y la cada vez mayor extensión de las condiciones que las empresas exponen antes de poder disponer de sus bienes o prestaciones hace que la inmensa mayoría de ciudadanos las acepten sin leerlas. Es por eso por lo que el slogan de esta campaña es “Leemos la letra pequeña por ti y mucho más”. Y es que muchos de estos contratos contienen condiciones abusivas que pueden ser reclamadas ante los tribunales y, en su caso, declaradas nulas en las oportunas sentencias.

El asesoramiento o redacción de contratos son solo un ejemplo de los servicios que puede prestar un abogado; igual de importante es el papel que juegan en muchas otras situaciones que vivimos, como las de conflicto laboral, vecinal, ante una herencia, en las relaciones de tipo mercantil, etc.