El Servicio de Orientación Jurídica a Víctimas de Violencia de Género ha atendido a 27 mujeres desde su puesta en marcha en el mes de septiembre. Este servicio es prestado por 107 abogados y abogadas de Cantabria en el edificio judicial de Las Salesas y es fruto de un acuerdo entre el Colegio de la Abogacía de Cantabria y el Gobierno regional a través de las Direcciones Generales de Igualdad y Mujer y la de Justicia.

Los profesionales asesoran sobre los trámites, ayudas y, en su caso, sobre el reconocimiento del beneficio de justicia gratuita, en un servicio que se presta gratuitamente en horario de 9 a 14 horas a las personas derivadas desde el Juzgado de Violencia sobre la Mujer, la Policía o cualquier otra dependencia pública y al que las personas que lo necesiten pueden asistir sin cita previa.

Tal y como explica el Decano del Colegio de la Abogacía de Cantabria, Andrés de Diego, “se trata de mejorar el apoyo integral a las víctimas de violencia de género orientando a sus usuarias sobre las situaciones a las que se pueden enfrentar en un procedimiento judicial”.

Además, el servicio de guardias del turno de oficio para víctimas de violencia de género, que es atendido por 175 profesionales de la abogacía, de los cuales 114 son mujeres y 61 hombres, ha incorporado a sus guardias a un profesional más, lo que ha permitido reconfigurar 3 zonas geográficas: Santander y Medio Cudeyo; Torrelavega, San Vicente de la Barquera, y Reinosa y, por último: Laredo, Santoña y Castro Urdiales. 

El Decano del Colegio de Abogados, Andrés de Diego, ha explicado que, de esta manera, “se reducen los tiempos de asistencia a las víctimas mejorando el servicio, los profesionales que las asisten son de su área geográfica y se elimina la asistencia telefónica”

Una vez asistida la víctima, es el mismo letrado el que continúa prestando el servicio, tanto para los asuntos penales o civiles en los que la víctima necesitase defensa y asesoramiento. 

Datos en Cantabria

Según el Informe Anual en Materia de Violencia de Género que elabora el Gobierno de Cantabria, la Comunidad es la decimoctava provincia española con el porcentaje de condenas entre enjuiciados más alta, superando en 10 puntos la media nacional.

El 69.6% de las sentencias que se dictaron en Cantabria en 2020 en materia de violencia de género resultaron condenatorias. La Comunidad supuso el 1,2% del total de las sentencias condenatorias en España para el año 2020.

En 2020, se recibieron en Cantabria 1.668 denuncias por estos delitos en los juzgados. La tasa de denuncias por cada 10.000 mujeres es de 55,5, casi cinco puntos menos que la media española. Cantabria representa el 2,2% del total de asesinatos machistas que se cometieron en 2020.

El 62,7% de las denuncias se inició mediante atestado policial con denuncia de la víctima. La segunda vía para iniciar el proceso judicial fue mediante parte de lesiones recibido directamente en el juzgado; un 14,8% de las veces se empleó esa vía.

Las víctimas extranjeras representaron el 22,7% del total de víctimas en Cantabria, y el 22,1% de las víctimas que se acogieron a dispensa (no declarar en contra de la persona acusada). Por lo tanto, en Cantabria la gran mayoría de las víctimas son de origen nacional.

El 43,8% de todos los delitos de violencia de género registrados en 2020 lo hicieron en la partida de Santander, seguida de la partida de Torrelavega, con el 23,1% de los delitos.