El Ayuntamiento de Santander y el Colegio de Abogados de Cantabria quieren impulsar y dar mayor visibilidad a los servicios que prestan conjuntamente y de forma gratuita a los santanderinos con el objetivo de mejorar la resolución de los casos, evitar la vía judicial y reducir las ejecuciones hipotecarias y desahucios en la ciudad.

Así lo han asegurado esta mañana la alcaldesa Gema Igual y el Decano, Andrés de Diego, en una rueda de prensa celebrada tras la reunión de trabajo que ambos han mantenido en torno a los tres servicios que desarrollan conjuntamente: Orientación jurídica, Intermediación hipotecaria y en arrendamientos, y Asesoramiento para la prevención de desalojos.

Ambos han reafirmado su compromiso de seguir colaborando para facilitar la asistencia y el asesoramiento jurídico a los vecinos, especialmente a los más vulnerables, y han remarcado el carácter “social” de estas prestaciones.

Este año, ha explicado Igual, el Ayuntamiento de Santander ha ampliado la partida que destina al convenio existente con la organización colegial, hasta situarla en los 38.500 euros, frente a los 35.000 de 2018, y continúa difundiendo estos servicios a través de distintos medios como campañas informativas en los autobuses urbanos.

“Queremos que los santanderinos sepan que tienen a su disposición un equipo jurídico que les va a atender de manera profesional, les va a asesorar y les va a permitir contar con la defensa que necesitan”, ha afirmado.

Igual ha agradecido al Colegio de Abogados su disposición y el esfuerzo de los profesionales que participan en estos programas, ya que a su juicio “prestan una valiosa ayuda a vecinos en situaciones de vulnerabilidad”.

Según ha detallado, el Servicio de Intermediación hipotecaria y en arrendamientos está dirigido a personas y familias de la ciudad afectadas por riesgo residencial que pueda derivar en la pérdida de la vivienda por impago. Se presta los miércoles y viernes, de 10.00 a 12.00 horas, con cita previa, en las instalaciones del Colegio de Abogados (Calvo Sotelo, 16) y está atendido por nueve letrados.

En la actualidad, este servicio atiende a 21 usuarios y mantiene 16 expedientes abiertos.

De ellos, ha remarcado la alcaldesa, 13 usuarios llegaron sin haber realizado acciones previas y con la situación muy enquistada, por lo que ha enfatizado en la necesidad de concienciar a los vecinos para que acudan antes para que se pueda llegar a acuerdos que eviten la vía judicial.

La alcaldesa ha recordado que el Ayuntamiento de Santander fue de los primeros en poner en marcha esta Oficina de Intermediación Hipotecaria.

Prevención de desalojos y asistencia jurídica gratuita

Por su parte, el servicio de prevención de desalojos se orienta al resto de casos en los que, ya sea por impago de alquiler o por otras causas, los afectados se expongan al riesgo de tener que abandonar su residencia habitual careciendo de otra vivienda y de medios económicos para sufragarla.

Este servicio se presta los martes y jueves, de 10.00 a 12.00 horas, también en el Colegio de Abogados, y en lo que va de año ha atendido a 14 usuarios.

En cuanto al servicio de orientación jurídica, incluye información y asesoramiento básico sobre el cumplimiento de los requisitos necesarios para el acceso al beneficio de la justicia gratuita, y aunque es un servicio universal, está especialmente dirigido a menores, víctimas de violencia doméstica o de género; personas con discapacidad o mayores.

Una de las mejoras realizadas recientemente en este servicio ha sido el nuevo registro telemático que está permitiendo optimizar la gestión de los expedientes.

Las personas que quieran hacer uso de este servicio pueden dirigirse de lunes a viernes, de 10.00 a 13.00 horas, en el edificio de Salesas (Avenida Pedro de San Martín s/n).

En los tres servicios, colaboran además los trabajadores de las UTS municipales o los Servicios Sociales del Ayuntamiento, al encargase de derivarles personas que necesitan asistencia jurídica.

Este año, 3.840 personas han accedido a este servicio, dando lugar a 1.265 expedientes.